Las superficies, constituyen el soporte físico de los gérmenes. A ellas llegan a través de múltiples vías, por el aire, por salpicadura de excreciones o por contacto con objetos o personas y si encuentran las condiciones idóneas proliferan. Estas componen la arquitectura de diferentes lugares como suelos, paredes y mobiliario. El tratamiento higiénico implica dos procesos imprescindibles, uno de limpieza y otro de desinfección. Si los espacios y sus elementos que lo integran no están visiblemente sucios se puede, para ahorrar tiempo y coste ejecutar los dos procedimientos en uno utilizando solo productos provistos de acción detergente.

No obstante es imperativo saber la diferencia entre limpieza y desinfección. Siendo la primera el procedimiento de remoción de residuos, suciedad o grasa que se encuentra en las superficies el cual requiere de las mejores prácticas basadas en experiencia así como seguir los pasos de prelavado, lavado y enjuague.  Por otro lado,  el segundo se refiere a un proceso posterior que consiste en la reducción del número de microorganismos en el ambiente; su objetivo es la antisepsia es decir, destruir casi la totalidad de los organismos que pueden causar enfermedades a un nivel aceptable ya que estos están presentes aun después de haber limpiado.

En Servicio de limpieza en Vizcaya entendemos que combatir las infecciones es un reto difícil pero no imposible. La correcta higiene se puede convertir en una materia multidisciplinaria que requiere la colaboración de distintos profesionales. Tu puedes ser favorecido con la eficacia de llevar a cabo estos procesos si tienes presente que un factor que influye en ellos es la elección del correcto limpiador en una tarea específica. Asimismo, en cuanto a la desinfección no se debe pasar por alto que demanda el uso de métodos superiores en los que se apliquen tratamientos químicos que no resulten nocivos para la salud.

Diferencia entre limpieza y desinfección

 

 

Deja un comentario